Autoexamen de senos: todas lo hemos escuchado, pero pocas sabemos de qué se trata

Seguramente ya has escuchado hablar de este examen. Pero ¿alguna vez te lo has realizado? Y ¿Sabías que desde que las mujeres tienen su primera menstruación deberían realizárselo una vez al mes? Si las respuestas son negativas, ¡no te preocupes! Aquí vas a aprender de una forma fácil y sencilla de qué se trata el autoexamen de senos, por qué es tan importante y cómo debes realizarlo.

Autoexaminarte es cuidar tu salud

Así como los seres humanos intentan tener buenos hábitos alimenticios para prevenir enfermedades y cuidar su salud, auto examinarte es una forma de cuidar a tu cuerpo. En pocas palabras, se trata de una valoración de los senos que tu misma debes hacer todos los meses. El objetivo de este examen es que puedas palpar y visualizar tus mamas para encontrar si existe alguna anormalidad en ellas.

Por supuesto, este examen no determinará nunca el diagnóstico de cáncer de seno, pues recuerda que en muchas ocasiones pueden tratarse a nódulos benignos u otros diagnósticos clínicos similares. Sin embargo, el autoexamen sí ayudará a que estés alerta sobre cualquier cambio en tus senos y a consultar a tu médica/o especialista en caso de que encuentres alguna anomalía.

¿Puedes examinarte en cualquier fecha del mes?

Hay una pregunta que siempre surge con este examen que tal vez tú también te estás haciendo y es “¿Me puedo examinar en cualquier fecha del mes?”. La respuesta es ¡no! Y todo depende de tu ciclo menstrual:

  • Ciclo menstrual activo:  Para las niñas y adolescentes y aquellas mujeres cuya menstruación esté activa, lo más recomendable es realizar el autoexamen alrededor de una semana después del último día del periodo menstrual.
  • Ciclo menstrual inactivo: las mujeres que ya no menstrúan podrán elegir un día del mes para auto examinarse. Por ejemplo, el primer o último día de cada mes.

Por último, si estás en algún tratamiento por el cual debes consumir hormonas, lo más recomendable es que consultes con tu médico para que te asesore e indique cuál es la mejor fecha del mes para realizarte el autoexamen.

¿Por qué escuchamos tanto sobre este examen como método de prevención de cáncer de seno?

Si te realizas el autoexamen todos los meses sin falta, estarás chequeando, revisando y comprobando que todo esté bien en tus senos constantemente. De esta manera, en caso de que encuentres una masa o un cambio en el aspecto de tus senos, podrás detectarlo rápidamente y acudir a tu médico tratante, quien se encargará de ordenarte más exámenes para dar un diagnóstico preciso e iniciar el tratamiento adecuado cuanto antes.

Pero ¿cuáles son esos cambios que debes tener en cuenta al momento de examinar tus senos?

Aquí te dejamos los más importantes, sin embargo, poco a poco tu irás descubriendo tu cuerpo, por lo que te será más fácil identificar qué es una anormalidad y qué no.

  1. Aparición de nódulo o masa
  2. Secreción en los pezones (diferente a la leche materna)
  3. Inflamación del o los senos
  4. Irritación, enrojecimiento u hoyuelos en la piel
  5. Anormalidad o cambios en el pezón como irritación, dolor o enrojecimiento.

6 pasos, cinco minutos: así de fácil y rápido será realizarte este examen

¡No más teoría! Ahora vamos a la práctica. Siguiendo estos 6 simples pasos podrás realizar tu autoexamen todos los meses sin ninguna excusa, pues no te quitará más de cinco minutos.

COL2206728