Las dos infecciones vaginales más comunes: candidiasis vaginal y vaginosis bacteriana

Ya conoces todo sobre el pH vaginal y el cuidado que debes mantener en tu zona íntima para evitar infecciones y enfermedades. Sin embargo, como te contamos en los artículos anteriores, existen algunas variaciones en tu pH que podrían causarte molestias. Aquí te hablaremos de las infecciones vaginales más frecuentes para que conozcas sus síntomas y su diagnóstico.

En este primer artículo te hablaremos de la candidiasis vaginal. Es una infección vaginal por hongos. Lo más usual es que te ocurra durante tu periodo menstrual, y por eso no es común que esta infección la padezcan mujeres en la postmenopausia o niñas que no han iniciado su ciclo menstrual aún.

Las infecciones vaginales por hongos o por levadura vaginal son las más comunes y estos son los síntomas que puedes presentar:

  • Picazón
  • Ardor o dolor al orinar
  • Irritación o inflamación de la vulva
  • Enrojecimiento de la vulva y alrededor de ella
  • Puedes presentar flujo vaginal aglomerado de color blanco, pero algunas mujeres no tienen este síntoma

Seguramente te estarás preguntando ¿cuáles son las razones que causan esta infección vaginal y dichos síntomas?

Como te contamos en otros artículos, que presentes este tipo de infecciones no significa que estés llevando una mala higiene vaginal o que dependa de ti. ¡No es culpa tuya!

Factores de riesgo

La zona intima es una parte del cuerpo delicada y complicada. La candidiasis vaginal se da por un hongo que todas las mujeres tienen llamado candida y que está ubicado en el tracto gastrointestinal y algunas veces en la vagina. Por lo general, este hongo no te va a ocasionar la infección o el malestar a menos de que exista un cambio o una variación en las zonas donde está ubicada. Estos cambios se pueden dar por cuatro factores de riesgo:

  • Medicamentos: el consumo de antibióticos es un factor de riesgo porque el objetivo de estos es matar las bacterias que están en el cuerpo. Y por bacterias, se refiere a ¡todas! Hasta aquellas que tienen una función beneficiosa como las que se encuentran en la vagina y se encargan de protegerla del crecimiento excesivo de hongos. Como los antibióticos matan todas las bacterias, la vagina se puede quedar sin esa protección y es allí cuando se puede presentar la candidiasis vaginal.
  • Actividad sexual: es importante que sepas que esta infección no es una enfermedad de transmisión sexual. Por lo cual, ¡todas las mujeres sexualmente activas o no pueden padecerla! Sin embargo, es mucho más común que se presente en las mujeres que ya iniciaron su vida sexual.
  • Anticonceptivos hormonales: aquellos métodos de planificación que están compuestos por la hormona estrógeno suelen ser un factor de riesgo y aumentar las probabilidades de tener esta infección en las mujeres que los usan. Entre ellos están las píldoras anticonceptivas, el anillo vaginal o el parche.
  • Sistema inmunológico débil: la candidiasis vaginal puede ser más común en mujeres que tengan un sistema inmunológico débil debido a el consumo de algunos medicamentos, alguna enfermedad de base o un tratamiento agresivo que debilite al sistema. Como por ejemplo, las quimioterapias, los esteroides o los medicamentos que se consumen después del trasplante de órganos.

Diagnóstico y tratamiento

Por supuesto, ahora que sabes cuáles son los síntomas y las causas más comunes, te debes preguntar por el tratamiento. Pero antes de eso, queremos decirte que, aunque a través de esta información puedes realizar un auto diagnóstico sobre tu salud vaginal, es muy importante que siempre acudas a tu médico si presentas algún síntoma o si tienes alguna duda. Pues este te realizará una valoración médica precisa y es quién te dará el diagnóstico más confiable así como el tratamiento más efectivo según tu condición médica.

Ahora bien, entre los tratamientos más frecuentes para las infecciones por hongos están los medicamentos vía oral y vía vaginal, como la aplicación de cremas u óvulos en la zona afectada. No obstante, todo depende de qué tan avanzada este la infección y del diagnóstico de tu médico. Por lo general, ambos tratamientos suelen erradicar los síntomas a los pocos días de ser empezados. Pero es importante que les des continuidad y sean completados para que la infección no vuelva a aparecer.

Aunque la candidiasis vaginal es una infección por hongos y esta suele ser la más común en las mujeres, ¿sabías que también existen infecciones por bacterias? ¡haz clic en el siguiente artículo para conocer todo sobre ellas!

Referencias:

https://www.uptodate.com/contents/vaginal-yeast-infection-beyond-the-basics

COL2206728