Las dos infecciones vaginales más comunes: vaginosis bacteriana y candidiasis vaginal

Aquí te hablaremos sobre la vaginosis bacteriana. Esta infección vaginal se da por bacterias y no por hongos, a diferencia de la candidiasis. La vaginosis bacteriana se considera la causa más común de secreción vaginal anormal. Por lo cual, este va a ser el síntoma más frecuente de la infección.

Al igual que con la candidiasis, en esta infección suele presentarse un desequilibrio o cambio en la zona vaginal que genera un desequilibrio en la cantidad y el tipo de bacterias. Por lo general, la cantidad de los lactobacilos -esas bacterias que se encargan de proteger la vagina- disminuye cuando una mujer tiene vaginosis bacteriana.

Factores o causas más comunes

Aunque no hay una lista de factores o causas más comunes, eres más propensa a presentar esta infección si consumes cigarrillo o tienes múltiples parejas sexuales. De hecho, en algunas ocasiones, la vaginosis bacteriana suele ser asociada a una enfermedad de transmisión sexual, pero la mayoría de los casos presentados no tienen ningún vinculo con las relaciones sexuales.

Sin embargo, esta infección si puede transmitirse a través de juguetes sexuales, contacto oral o genital y los dedos. Por eso, es importante el uso del preservativo al tener relaciones sexuales así como mantener una buena higiene. Si te interesa este tema, haz clic aquí para conocer cuáles son los 10 tips para cuidar tu salud vaginal.

¿Sabías que del 50 al 75% de las mujeres con vaginosis bacteriana no presentaron síntomas?

¡Sí! Puede ser una infección silenciosa, en la que no es usual que sientas dolor, ardor o picazón. Lo más común es que aparezca flujo vaginal de un aspecto y olor fuerte. Es precisamente esta secreción la que será estudiada por un especialista a través de diferentes exámenes para poder realizar el diagnóstico preciso y ordenarte el mejor tratamiento. Por lo general, el tratamiento será un medicamento vía oral o tópico recetado por tu médico. Es por esto por lo que es importante que siempre consultes con él antes de automedicarte o diagnosticarte, pues solo un especialista podrá ofrecerte una valoración certera y adecuada.

El tratamiento de la vaginosis bacteriana hará efecto a los pocos días de ser iniciado, sin embargo, el 30% de las mujeres con esta infección suelen tener una recaída a los tres meses y el 50% a los 12 meses. Aunque no se sabe por qué razón, es recomendable que siempre termines tu tratamiento y nunca lo suspendas, a menos de que tu médico lo ordene.

Referencias:

https://www.uptodate.com/contents/bacterial-vaginosis-beyond-the-basics

COL2206728