Acné: Cuidado y Prevensión

acné, cuidados y prevención

El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. A menudo ocasionan la aparición de comedones, puntos negros o granos, suele aparecer en la cara, la frente el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros. Es más frecuente en adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades.

¿Por qué aparece el Acné?

La principal causa del acné es la obstrucción de los poros de la piel, el taponamiento puede desencadenarse por varios factores:

  • Las glándulas agregan sebo en exceso.
  • Los cambios hormonales que van asociados a la pubertad, el embarazo, la menstruación, el estrés o el consumo de métodos anticonceptivos orales, como la pildora.
  • Algunos fármacos que contiene esteroides, estrógenos, testosterona o fenitoina.
  • La sudoración excesiva.
  • Producción excesiva de grasa.

Reconoce los síntomas

Se manifiesta clínicamente con varios tipos de lesiones. De hecho, en algunos pacientes pueden aparecer varias de ellas. Las lesiones del acné se localizan principalmente en cara (frente, mejillas y mentón), espalda y hombros.
También puede aparecer con cada ciclo menstrual en las mujeres jóYenes y puede desaparecer o empeorar notablemente durante el embarazo.

Los principales síntomas que aparecen en la piel son:

  • Quistes.
  • Costras con erupciones en la piel.
  • Pústulas.
  • cicatrices en la piel.
  • Enrojecimiento alrededor de erupciones en la piel.
  • Espinillas.
  • Protuberancias pequeñas y rojas.
  • Espinillas negras.

Estos factores pueden desencadenar o agravar el acné:

  • Ciertos medicamentos: Los ejemplos comprenden fármacos que contienen corticoesteroides, testosterona o litio.
  • Dieta: Es importante llevar una dieta balanceada para que los ni,·eles de grasa y azúcares en el cuerpo no aumenten más de lo debido y para lograr una cantidad de antioxidantes adecuada.
  • Estrés: Puede empeorar el acné, por lo que es importante que evites situaciones estresantes.
  • Edad: El acné puede presentarse en personas de cualquier edad, pero es más frecuente en los adolescentes.
  • Cambios hormonales: Estos cambios son frecuentes en los adolescentes, mujeres y niñas, y en personas que toman determinados medicamentos, incluso los que contienen corticoesteroides, andrógenos o litio. Los andrógenos son hormonas que aumentan en los ióvenes durante la pubertad y que hacen que las glándulas sebáceas se agranden y produzcan más sebo.
  • Antecedentes familiares: La genéúca inten-iene en el acné. Si tus padres padecieron acné, es probable que tú también lo padezcas.
  • Sustancias grasosas o aceitosas: Es posible que padezcas acné cuando tu piel entre en c.ontac.to c.on lociones y cremas aceitosas, o con grasa en un área de trabajo como una cocina c.on freidoras.
  • Fricción o presión en la piel: Esto puede ser causado por elementos como teléfonos, teléfonos celulares, case.os, cuellos ajustados y mochilas.

Tipos de Acné

El acné puede clasificarse según el tipo de las lesiones, distinguiendo inflamatorias y no inflamatorias.
Dentro de las no inflamatorias se incluyen los comedones cerrados y abiertos, puntos negros, y entre las inflamatorias están las rojizas, pústulas, nódulos y quistes. Estas dos últimas son las más importantes pues, en su evolución, pueden dejar cicatrices residuales, que son las se cuelas más in1 portantes de 1 acné.
Algunos pacientes pueden presentar cuadros más graves que asocian fiebre y mal estado general y que requieren tratamiento sistémico precoz. Si atendemos al tipo de lesiones y a la gravedad de estas.

Puede clasificar en varios grados:

  • Leve.
  • Moderado.
  • Severo.
  • Muy severo.

Recomendaciones

  • Sí presentas signos y síntomas de acné, acude a tu dermatólogo para que te asigne el tratamiento correcto.
  • Limpiar la cara dos veces al día. De es ta manera se puede quitar el exceso de grasa de la superficie y las células muertas de la piel que pueden bloquear los poros. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la limpieza excesiva puede causar daños, como resecar la piel en exceso o irritar el acné persistente.
  • Aplicar los productos recomendados para tratar la afección de forma tópica después del la\·ado.
    Secar la piel sin frotarla.
  • Elegir cosméticos que no contengan aceites o grasas en su composición.
  • Seleccionar fotoprotectores que no sean grasos.
  • No tocar los granos.
  • Tener paciencia, el acné tarda mínimo tres meses en curarse.
  • Evitar las situaciones de estrés.
  • No compartir tratamientos ni cosméticos con otras personas que tienen o hayan tenido acné.
  • No tratar las cicatrices mientras las lesiones estén activas.

Referencias:

COL2239141