Insuficiencia Cardíaca: Insuficiencia del Corazón

Insuficiencia Cardíaca: Insuficiencia del Corazón

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad que supone un riesgo para la vida en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre para el organismo. La enfermedad es con frecuencia fatal cuando los pacientes presentan uno o repetidos episodios de insuficiencia cardíaca aguda.

¿En qué consiste la Insuficiencia cardíaca?

La insuficiencia cardiaca es una afección en la cual el corazón no puede bombear la cantidad de sangre que el cuerpo necesita. La insuficiencia cardiaca no significa que el corazón se ha detenido o está por dejar de funcionar.

Indica que el corazón no puede bombear la sangre de la manera que debería hacerlo. Puede afectar uno o ambos lados del corazón.

Causas

La insuficiencia cardíaca suele manifestarse después de que otras afecciones hayan dañado o debilitado el corazón. Sin embargo, no es necesario que el corazón esté debilitado para provocar una insuficiencia cardíaca. Esto también puede ocurrir si el corazón se vuelve demasiado rígido.

En el caso de la insuficiencia cardíaca, las cavidades de bombeo principales del corazón (los ventrículos) se pueden volver rígidas y no llenarse de manera adecuada entre los latidos.

En algunos casos de insuficiencia cardíaca, el músculo cardíaco puede dañarse y debilitarse, y los ventrículos se estiran (dilatan) a tal punto que el corazón no puede bombear sangre a todo el cuerpo de manera eficaz.

Con el tiempo, el corazón ya no puede mantener las exigencias normales que tiene de bombear sangre al resto del cuerpo.

La insuficiencia cardíaca puede afectar el lado izquierdo (ventrículo izquierdo), el lado derecho (ventrículo derecho) o ambos lados del corazón. En general, la insuficiencia cardíaca comienza en el lado izquierdo, específicamente, en el ventrículo izquierdo (la cavidad de bombeo principal del corazón).

Las causas más comunes de Insuficiencias cardíaca son:

  • La enfermedad arterial coronaria.
  • Presión arterial alta.
  • Diabetes.

Es más común en personas mayores de 65 años, afroamericanos, personas con sobrepeso y personas que ya sufrieron un ataque cardíaco. Los hombres corren mayor riesgo que las mujeres.

¿Cómo identificar los síntomas de las Insuficiencia cardíacas?

La insuficiencia cardíaca puede ser constante (crónica) o puede comenzar de manera repentina (aguda).

Algunos de los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca pueden ser los siguientes:

  • Falta de aire cuando haces esfuerzos o te acuestas.
  • Fatiga y debilidad.
  • Hinchazón en las piernas, los tobillos y los pies.
  • Latidos del corazón rápidos o irregulares.
  • Menor capacidad para hacer ejercicio.
  • Tos o sibilancia constantes con flema blanca o rosa manchada de sangre.
  • Mayor necesidad de orinar por la noche.
  • Hinchazón del abdomen.
  • Aumento de peso muy rápido por retención de líquido.
  • Falta de apetito y náuseas.
  • Dificultad para concentrarse o menor estado de alerta.
  • Falta de aire repentina y grave, y tos con moco rosa espumoso.
  • Dolor en el pecho si la insuficiencia cardíaca es producto de un ataque cardíaco.

Tipos de Insuficiencia Cardíaca

  • Insuficiencia cardíaca izquierda: Puede acumularse líquido en los pulmones, lo que hará que tengas falta de aire.
  • Insuficiencia cardíaca derecha: Puede acumularse líquido en el abdomen, en las piernas y en los pies, lo que causará hinchazón.
  • Insuficiencia cardíaca sistólica: El ventrículo izquierdo no puede contraerse vigorosamente, lo que indica un problema de bombeo.
  • Insuficiencia cardíaca diastólica: El ventrículo izquierdo no puede relajarse ni llenarse por completo, lo que indica un problema de llenado.

Cualquiera de las siguientes afecciones puede dañar o debilitar el corazón y provocar insuficiencia cardíaca. Algunos pueden estar presentes sin que lo sepas:

Enfermedad de las arterias coronarias y ataque cardíaco:

La enfermedad de las arterias coronarias es la forma más frecuente de enfermedad cardíaca y la causa más frecuente de insuficiencia cardíaca. La enfermedad se debe a una acumulación de depósitos de grasas en las arterias, lo que reduce el flujo sanguíneo y puede provocar un ataque cardíaco.

Presión arterial alta (hipertensión):

Si la presión arterial es alta, el corazón tiene que esforzarse más de lo que debería para hacer circular la sangre por el cuerpo. Con el tiempo, este esfuerzo adicional puede hacer que el músculo cardíaco se vuelva demasiado rígido o demasiado débil para bombear sangre de manera eficaz.

Válvulas cardíacas defectuosas:

Las válvulas del corazón mantienen la sangre fluyendo en la dirección adecuada a través del corazón. Una válvula dañada (debido a un defecto cardíaco, a una enfermedad de las arterias coronarias o a una infección cardíaca) obliga al corazón a esforzarse más, lo que puede debilitarlo con el tiempo.

Daño al músculo cardíaco (miocardiopatía):

El daño al músculo cardíaco (miocardiopatía) puede tener muchas causas, como diversas enfermedades, infecciones, abuso de alcohol y el efecto tóxico de drogas, tales como cocaína, o algunos medicamentos que se utilizan en quimioterapia. Los factores genéticos también podrían influir.

Miocarditis:

La miocarditis es la inflamación del músculo cardíaco. Su causa más frecuente es un virus, y puede provocar insuficiencia cardíaca izquierda.

Defectos cardíacos de nacimiento (defectos cardíacos congénitos):

Si el corazón y sus cavidades o sus válvulas no se han formado correctamente, las partes sanas del corazón tienen que esforzarse más para bombear sangre a través del corazón, lo que, a su vez, puede provocar una insuficiencia cardíaca.

Ritmos cardíacos anormales (arritmias cardíacas):

Los ritmos cardíacos anormales pueden hacer que el corazón lata demasiado rápido, lo que le crea un esfuerzo adicional. Un latido del corazón lento también puede provocar insuficiencia cardíaca.

Otras enfermedades:

Las enfermedades crónicas —como diabetes, VIH, hipertiroidismo, hipotiroidismo o una acumulación de hierro (hemocromatosis) o de proteína (amiloidosis)— también pueden contribuir con la insuficiencia cardíaca.

Factores de Riesgo

Un único factor de riesgo puede ser suficiente para causar una insuficiencia cardíaca; sin embargo, una combinación de factores también aumenta el riesgo.

Los factores de riesgo son los siguientes:

  • Presión arterial alta. El corazón se esfuerza más de lo que debería si la presión arterial es alta.
  • Enfermedad de las arterias coronarias. Las arterias estrechadas pueden limitar el suministro de sangre rica en oxígeno al corazón, lo que genera que el músculo cardíaco se debilite.
  • Ataque cardíaco. Un ataque cardíaco es una forma de enfermedad coronaria que se produce de repente. El daño al músculo cardíaco por un ataque cardíaco puede significar que el corazón ya no pueda bombear de la forma correcta.
  • Diabetes. Tener diabetes aumenta el riesgo de tener presión arterial alta y enfermedad de las arterias coronarias.
  • Apnea del sueño. La incapacidad para respirar de manera adecuada mientras duermes por la noche genera bajos niveles de oxígeno en sangre y un mayor riesgo de tener ritmos cardíacos anormales. Ambos problemas pueden debilitar el corazón.
  • Defectos cardíacos congénitos. Algunas personas que manifiestan insuficiencia cardíaca han nacido con defectos cardíacos estructurales.
  • Valvulopatía. Las personas con valvulopatía corren mayor riesgo de padecer insuficiencia cardíaca.
  • Virus. Una infección viral puede haber dañado el músculo cardíaco.
  • Consumo de alcohol. Beber demasiado alcohol puede debilitar el músculo cardíaco y provocar insuficiencia cardíaca.
  • Consumo de tabaco. El uso de tabaco puede aumentar el riesgo de padecer insuficiencia cardíaca.
  • Obesidad. Las personas obesas corren mayor riesgo de padecer insuficiencia cardíaca.
  • Latidos del corazón irregulares. Estos ritmos anormales, en especial si son muy frecuentes y rápidos, pueden debilitar el músculo cardíaco y provocar insuficiencia cardíaca.

¿Qué complicaciones puede tener?

Si tienes insuficiencia cardíaca, tu pronóstico depende de la causa y de la gravedad, de tu salud general y de otros factores, como tu edad. Las complicaciones pueden ser las siguientes:

  • Daño o insuficiencia renal. La insuficiencia cardíaca puede reducir el flujo sanguíneo a los riñones, lo que con el tiempo puede provocar una insuficiencia renal si no se la trata. El daño renal a causa de la insuficiencia cardíaca puede requerir diálisis como tratamiento.
  • Problemas en las válvulas cardíacas. Las válvulas del corazón, que mantienen el flujo de sangre en la dirección adecuada en este órgano, pueden no funcionar en forma adecuada si el corazón está dilatado o si la presión en el corazón es muy alta debido a la insuficiencia cardíaca.
  • Problemas del ritmo cardíaco. Los problemas en el ritmo cardíaco (arritmias) pueden ser una posible complicación de la insuficiencia cardíaca.
  • Daño hepático. La insuficiencia cardíaca puede provocar una acumulación de líquido que ejerce demasiada presión sobre el hígado.

Los síntomas y la función cardíaca de algunas personas mejorarán con el tratamiento adecuado. Sin embargo, la insuficiencia cardíaca puede poner en riesgo la vida. Las personas con insuficiencia cardíaca pueden tener síntomas graves, y algunas podrán requerir un trasplante de corazón o ayuda con un dispositivo de asistencia ventricular.

Medidas Preventivas

La clave para evitar la insuficiencia cardíaca es reducir los factores de riesgo. Puedes controlar o eliminar muchos de los factores de riesgo de las enfermedades cardíacas, como la presión arterial alta y la enfermedad de las arterias coronarias.

implementando cambios en el estilo de vida junto con la ayuda de cualquier medicación necesaria.

Los cambios en el estilo de vida que puedes hacer para evitar la insuficiencia cardíaca incluyen los siguientes:

  • No fumar.
  • Controlar ciertas afecciones, como la presión arterial alta y la diabetes.
  • Mantenerse físicamente activo.
  • Consumir alimentos saludables.
  • Mantener un peso saludable.
  • Reducir y controlar el estrés.

Referencias:

COL2206728