¿Cómo se diagnostica el TDAH* en los niños y los adolescentes?

*Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad

trastorno

Para recibir un diagnóstico de trastorno de déficit de atención con hiperactividad, los síntomas deben haber estado presentes antes de los 12 años. A los niños de hasta 16 años se les diagnostica este trastorno si han tenido al menos seis síntomas persistentes de falta de atención o seis síntomas persistentes de hiperactividad e impulsividad que han estado presentes durante al menos seis meses.

Los síntomas deben ocurrir en dos o más entornos (por ejemplo, en el hogar o la escuela o con amigos o familiares) e interferir en la calidad del funcionamiento social o escolar. Los padres que piensan que su hijo puede tener el síndrome de déficit de atención con hiperactividad deben hablar con su proveedor de atención médica.

A veces, los proveedores de atención primaria diagnostican y tratan este trastorno. También pueden referir a las personas a un profesional de la salud mental, como un psiquiatra o un psicólogo clínico, que puede realizar una evaluación exhaustiva y emitir un diagnóstico adecuado.

El estrés, los trastornos del sueño, la ansiedad, la depresión y otras afecciones o enfermedades físicas pueden causar síntomas similares a los del trastorno de déficit de atención con hiperactividad. Por lo tanto, es necesario realizar una evaluación exhaustiva para determinar la causa de los síntomas.

Durante la evaluación, el proveedor de atención médica o el profesional de la salud mental puede:

  • Examinar la salud mental y el historial médico del niño.
  • Pedir permiso para hablar con miembros de la familia, maestros y otros adultos que conocen bien al niño y que ven cómo actúa en diferentes entornos para aprender sobre su comportamiento y experiencias en el hogar y la escuela.
  • Usar escalas de calificación de comportamiento estandarizadas o listas de verificación de síntomas del trastorno de déficit de atención con hiperactividad para determinar si el niño o el adolescente cumple con los criterios de diagnóstico para este trastorno.
  • Administrar pruebas psicológicas que analicen la memoria operativa, el funcionamiento ejecutivo (habilidades como la planificación y la toma de decisiones), las destrezas visuales y espaciales, o las habilidades de razonamiento. Estas pruebas pueden ayudar a detectar fortalezas y retos psicológicos o cognitivos, así como a identificar o descartar posibles discapacidades de aprendizaje.

¿Es igual el trastorno de déficit de atención con hiperactividad en todos los niños y adolescentes?

Los síntomas pueden cambiar con el tiempo, a medida que el niño crece y pasa a la preadolescencia y la adolescencia. En los niños pequeños con este trastorno, la hiperactividad y la impulsividad son los síntomas más frecuentes. Al aumentar las demandas académicas y sociales, los síntomas de falta de atención llegan a predominar y comienzan a interferir en el desempeño académico y las relaciones con los compañeros. En la adolescencia, a menudo, la hiperactividad es menos grave y puede aparecer como inquietud o nerviosismo. Generalmente, los síntomas de falta de atención e impulsividad continúan y pueden agravar los desafíos académicos, organizativos y relacionales.

Los adolescentes con este trastorno también son más propensos a participar en comportamientos impulsivos y arriesgados, como el consumo de drogas y actividades sexuales inseguras. En algunas personas, la falta de atención, la inquietud y la impulsividad continúan hasta la edad adulta, pero en otros casos, pueden llegar a ser menos graves y menos perjudiciales con el transcurso del tiempo.

¿Qué causa el trastorno de déficit de atención con hiperactividad?

Los investigadores no están seguros qué causa el trastorno de déficit de atención con hiperactividad, pero muchos estudios sugieren que los genes desempeñan una función importante. Como en muchos otros trastornos, es probable que el trastorno de déficit de atención con hiperactividad sea el resultado de una combinación de factores.

Además de la genética, los investigadores están analizando posibles factores ambientales que podrían aumentar el riesgo de desarrollar esta afección y están estudiando cómo las lesiones cerebrales, la nutrición y los entornos sociales podrían desempeñar algún papel en este.

Referencias:

  1. El trastorno de déficit de atención con hiperactividad en los niños y los adolescentes: Lo que usted debe saber, publicación es de dominio público elaborada por NIMH, para mayor información consulte el website www.nimh.nih.gov/reprints
COL2296340 | NOVIEMBRE 2023