Vaginismo

Tengo dolor en las relaciones, ¿puede ser vaginismo?

El vaginismo es una disfunsión sexual que consiste en un espasmo involuntario de los músculos de la vagina que imposibilita tener relaciones sexuales coitales.1,2

Definición e Impacto

Es una dificultad persistente y recurrente que impide la entrada en la vagina del pene, un dedo o cualquier objeto.2


Las mujeres con vaginismo también tienden a evitar situaciones que impliquen penetración vaginal, es decir, examen ginecológico, inserción de tampones y relaciones sexuales.3

Se estima que 5 de cada 100 mujeres podrían tener vaginismo.4

Solo 1 mujer de cada 5 consulta a pesar de ser este un problema angustiante.5

Un gran porcentaje de muejeres que sufren de vaginismo experimentan dolor con el intento de penetración vaginal.3

Origen y Clasificación del vaginismo

Psicológico: donde los factores emocionales, la educación sexual, la educación religiosa restrictiva, el abuso sexual y la falta de conocimiento sexual son las causas más frecuentes.6,7

Biológico: todas las enfermedades que resultan en una penetración vaginal dolorosa, difícil o imposible favorecen la aparición del vaginismo.2,8,9

Primaria: cuando la mujer desde el inicio de la vida sexual activa ha experimentado esta dificultad.10

Secundaria: cuando después de disfrutar de una sexualidad sin limitaciones empieza a experimentar el espasmo vaginal.10

Opciones de tratamiento

Los tratamientos actuales para el vaginismo se pueden dividir en cuatro categorías principales:fisioterapia del suelo pélvico, tratamientos farmacológicos, psicoterapia general y terapia sexual/cognitiva conductual.2

Las tasas de éxito de los diversos tratamientos, que van desde la dilatación vaginal hasta el psicoanálisis y la terapia sexual orientada al comportamiento son positivas.2


⚠️

El dolor durante las relaciones no es normal y puede tener origen físico o psicológico. El personal especializado podrá atenter sus inquietudes y orientar al mejor tratamiento disponible. Consulta con tu médicopara determinar cuál es el mejor tratamiento en tu caso.



Referencias:

  1. Pacik PT. Understanding and treating vaginismus: a multimodal approach. Int Urogynecol J. Diciembre de 2014;25(12):1613-20.
  2. Lahaie MA, Boyer SC, Amsel R, Khalifé S, Binik YM. Vaginismus: a review of the literature on the classification/diagnosis, etiology and treatment. Womens Health (Lond). Septiembre de 2010;6(5):705-19.
  3. Reissing ED, Binik YM, Khalifé S, Cohen D, Amsel R. Vaginal spasm, pain, and behavior: an empirical investigation of the diagnosis of vaginismus. Arch Sex Behav. Febrero de 2004;33(1):5-17.
  4. Spector IP, Carey MP. Incidence and prevalence of the sexual dysfunctions: a critical review of the empirical literature. Arch Sex Behav. Agosto de 1990;19(4):389-408.
  5. Shifren JL, Johannes CB, Monz BU, Russo PA, Bennett L, Rosen R. Help-seeking behavior of women with self-reported distressing sexual problems. J Womens Health (Larchmt). Abril de 2009;18(4):461-8.
  6. Ward E, Ogden J. Experiencing vaginismus suerers’ beliefs about causes and eects. Sex Marital Ther. 1994;9:(1):33-45.
  7. Silverstein JL. Or igins of psychogenic vaginismus. Psychother Psychosom. 1989;52(4):197-204.
  8. Reissing ED, Binik YM, Khalifé S. Does vaginismus exist? A critical review of the literature. J Nerv Ment Dis. Mayo de 1999;187(5):261-74.
  9. Crowley T, Richardson D, Goldmeier D. Bashh Special Interest Group for Sexual Dysfunction. Recommendations for the management of vaginismus: BASHH Special Interest Group for Sexual Dysfunction. Int J STD AIDS. Enero de 2006;17(1):14-8.
  10. Binik YM. The DSM diagnostic criteria for vaginismus. Arch Sex Behav. Abril de 2010;39(2):278-91.

COL2271538 - ABRIL 2023